jueves, 16 de enero de 2014

Vapor de Lea Tobery

Título: Vapor
Autora: Lea Tobery
Editorial: Everest
Edición: Tapa blanda con solapas
Páginas: 261
ISBN: 9788444147703
Precio: 11,95

Helena tiene 19 años y, hace uno, sufrió un terrible accidente de avión. Solo ella sobrevivió. A partir de ese trágico suceso, su vida cambia por completo. Ella, una persona alegre, empezó a mostrar bruscos cambios de humor. Su presente es de color negro negro: casi siempre está abatida, irascible o triste. Y, a menudo, se siente vapor: como si transitara entre la realidad y la ficción. Desde el accidente, su existencia está estrechamente vinculada a un secreto. Ella y su secreto son inseparables. Algo inconfesable ocurrió en el avión siniestrado.  
¿Qué sucedió?
¿Por qué solo se salvó Helena?
¿Cuál es su secreto?
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 La sinopsis de este libro me atrajo desde el primer momento y que su autora fuera Lea Tobery, super conocida gracias a su famosa novela Resurección (antes no sabía que fuera tan famosa precisamente por ser un truño), fue un gran empujón para querer leerlo. Me llegó poquitos días antes de las fiestas navideñas pero hasta ahora no había tenido tiempo de ponerme con él, pese a que cada vez que lo veía en la estantería me hacían chiribitas de emoción los ojos, emoción que fui perdiendo demasiado pronto.

 La verdad es que, sintiéndolo mucho, sobre todo por mí porque lo he pasado bastante mal para poder acabarlo, Vapor me ha parecido un peñazo. El argumento no tiene ni pies ni cabeza, la protagonista es imbécil, los secundarios también, algunas situaciones son tan surrealistas que dan risa y hay mil cosas que parecen estar metidas con calzador. Muy mal, Lea Tobery, muy mal. Pero bueno, vamos a profundizar un poco.

 Nuestra protagonista es Helena, una chica de dieciocho año, estudiante universitaria que vive junto a su mejor amiga, Hanna, en un piso compartido. Helena sufrió un accidente de avión años atrás, en él perdió a sus padres y ella fue la única superviviente porque hizo una especie de pacto  a cambio de su vida con Damon, un espíritu maligno, o demonio o... La verdad es que no he terminado de tener muy claro que leches era Damon.

 El caso es que todos piensan que Helena está chalada porque desde entonces se comunica a todas horas con ese tal Damon que nadie ve y el único modo que tiene de huir de él es encerrarse en un baúl verde, un baúl que le provoca unos sueños en los que ella es una princesa a la que su padre quiere vender y por ello la muestra desnuda a los pretendientes. ¿A donde nos llevan esos sueños? A ningún sitio, la autora los ha metido porque es su libro y porque puede y nada más, aunque no tengan nada que ver con el argumento.

 Que por cierto, hablando de desnudos: escenas de desnudos, de sexo y líos extraños con desconocidos que no vienen a cuento, los hay para dar y regalar. Cualquier excusa es buena para quitarse la ropa en este libro. Que si esto fuera una película lo podría entender más, porque no nos engañemos, la carne vende, pero la constante presencia de esas escenas en este libro no tienen ni pies ni cabeza. 
  Quizás por lo que podría haberse salvado esta novela es por la historia de amor con Nathan, un chico monísimo y con el que congenia a las mil maravillas, al que conoce en una antigua librería, la Coorner Bookshop. En ella, Helena pasa las horas muertas pues su dueño, el señor Rutherford, un anciano enfermo de cáncer que lucha por mantener el negocio a flote, se ha convertido en una persona super importante para ella. En Coorner Bookshop nuestra protagonista parece mantener a raya a Damon y las charlas con Rutherford la llenan de positivismo y la devuelven a la realidad.

 Contado por mí suena hasta bien pero creedme, es un horror. Rutherford es otro chalado que ve muertos y que no tiene ningún reparo en mostrar la bolsa donde van a parar sus heces debido a las múltiples operaciones por su enfermedad y a Helena no parece importarle en absoluto que al anciano le den hemorragias por la pilila mientras se toma un te amigablemente con ella. Desagradables y mal rolleros en demasía estos detalles.

 Nathan, por su parte, es mostrado por la autora como un super buen chico que se muere de amor por Helena e incluso le escribe poemas, pero a la primera de cambio no duda en soltarle un buen beso en los morros a alguien muy importante para la joven. Escena que después será obviada como si hubiera sido tan solo un pequeño detalle sin importancia y no un pedazo de cuchillazo por la espalda. 

 Incongruencias, incongruencias, incongruencias. Este libro es la incongruencia personificada. 

 Como dato curioso cabe destacar el homenaje que la autora le hace al escritor y psiquiatra, Oliver Sacks y a su libro El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, mencionado varias veces en Vapor pues, casualmente, el psiquiatra de Helena es un tal Sacks que tuvo un paciente que confundía a su mujer con un sombrero. 

 En fin, creo que esta es una novela que podría haberse quedado en un cajón perfectamente y nos habría ahorrado un mal trago a más de uno. No se quien será esta Lea Tobery, pero debe de contar con buenas amistades, porque con talento no nació la pobre. 

 Con la colaboración de Everest.

12 comentarios:

Noemí Andrade dijo...

Hola! que pena que no te haya gustado la historia, me llama mucho la atención este libro, pero bueno me has dejado la espinita de que no es un buen libro :$. En fin, gracias por la reseña. Saludos!!

Patri Estrellas y páginas dijo...

Yo ya me llevé el chasco con Resurrección y Vapor tiene peores críticas, asi que ni me molesto.

Un beso

Neftis dijo...

Lea Tobery, si no estoy equivocada, creo que es un hombre. Cuando salio Vapor le dieron mucho bombo y con el autor fueron muy misterisos para, supongo, darle mas publicidad al libro. En fin, siento que no te haya gustado. Yo le tenia el ojo echado pero ahora no se que hacer.

Saludos

MeriiXún dijo...

Después de todas las reseñas que he viso, sé sin dudas de que no es un libro para mí. Lo tengo totalmente descartado.
Besos

Laura Coll dijo...

Jajaja, me ha divertido mucho tu reseña. Sin ninguna duda, lo descarto :D

Ídia Myth dijo...

Jajaja, me he leído tu reseña y no he podido para de reír. Leí reseñas que le ponían 5/5 y me confié. Incluso estuve a punto de comprarlo en la librería. Suerte que he visto tu reseña y las ganas... pues las ganas han desaparecido en su mayor parte. Dios, pobre autora, como la has dejado xD

Y sin embargo, gracias por evitarme el chasco de mi vida.

ÍDIA

Perfida Canalla dijo...

Es de agradecer una reseña tan sincera.
Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita

Perfida Canalla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Merary:) dijo...

Jajaja valla no suena nada bien el libro, aunque me diverti leyendo tu reseña jaja, no pienso leerlo, gracias por tu sinceridad con el libro :)
Me quedo por aqui, me ha gustado tu blog

Saludos :3

Genesis dijo...

que mal pero eso suele pasar, ojala tu proxima lectura sea de diez :D saludos

Annie dijo...

Hola ^-^
De este libro sólo he visto reseñas negativa y por lo que veo tu piensas igual, así que no lo voy a leer, paso de leer un libro tan malo :S
Muchas gracias por la reseña.
Un beso enorme :D

La biblioteca de Seshat dijo...

Eso del baúl verde y los sueños extraños da yuyu. Pero veo que es lo light. Este libro está tan lleno de bizarradas que hasta me pica la curiosidad. Sin embargo, creo que mejor me abstengo de su lectura jajaja
Muchas gracias por la reseña :)

Un fuerte abrazo,
Nimue