jueves, 18 de julio de 2013

Goliath de Scott Westerfeld

Título: Goliath
Autor: Scott Westerfeld
Editorial: Edebé
Edición: Tapa dura con sobrecubierta
Páginas: 561
ISBN: 9788468307008
Precio: 16,50

Alek y Deryn se encuentran a bordo del Leviathan cuando se le ordena a la aeronave que recoja a un extraño pasajero. El brillante aunque loco inventor afirma que tiene un arma llamada Goliath que puede terminar la guerra, pero ¿en qué bando está el científico en realidad?

Mientras se encuentran en esa misión secreta, Alek finalmente descubre el secreto de Deryn profundamente guardado, en realidad dos, puesto que Deryn no es solo una chica disfrazada de chico… sino que también siente algo por Alek.
La corona, el amor verdadero que siente por una plebeya y la destrucción de una gran ciudad, todo ello espera el siguiente y último movimiento de Alek.


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 Con Goliath, Westerfeld pone punto y final a esta trilogía tan original que me ha metido de lleno en el genero steampunk, hasta hace bien poquito desconocido para mí. Muy en la línea de los anteriores, sigue contándonos las hazañas de Alek y Deryn al bordo del Leviathan, mezclando situaciones reales de la Primera Guerra Mundial con hechos y personajes ficticios de ese mundo de darwinistas y clankers que el autor se ha sacado de la manga de manera magistral.

 En esta tercera parte, un personaje histórico conocidos por todos, el inventor Nikola Tesla, cobrará un gran protagonismo. Tesla ha creado un arma de gran alcance llamada Goliath, capaz de acabar con una ciudad entera solo con apretar un botón. La amenaza de este nuevo arma puede ser el chantaje perfecto que Alek necesita para acabar con la guerra y por ello, el joven decidirá prestar sus servicios a este inventor lunático lleno de extravagancias. 

 Deryn, por su parte, seguirá apoyando a su mejor amigo a muerte, aunque la relación entre ellos ande un poco resentida... Por fin, Alek ha descubierto que la joven es una chica y aunque ha decidido guardar el secreto y no duda ni por un momento de el valor de Deryn en las Fuerzas Aéreas, sabe que su condición de mujer pone a su relación en un punto muy distinto. Este hecho hará que el romance entre los chicos cobre mucho más protagonismo que en libros anteriores y que podamos disfrutar de más de una escenita romántica.

  Aunque como siempre, el verdadero protagonismo se lo lleva la eterna lucha entre darwinistas y clankers. Las batallas y escenas de acción, llenas de bestias de lo más variopintas y máquinas de matar dignas de las mejores pelis de ciencia ficción, son una constante y la introducción de los misteriosos planes de Tesla le añaden un toque de intriga que le hace ganar muchos puntos.

 En esta novela viajaremos por países como Rusia, Japón, Estados Unidos y hasta Mexico y a parte del inventor Nikola Tesla aparecerán otros personajes históricos como Pancho Villa y los magnates de la prensa norteamericana, Hearts y Pulitzer. 

 Señalar como siempre el gran trabajo de ilustración realizado por Keith Thompson, sin él, la trilogía Leviathan estaría incompleta. 

 El final es realmente trepidante, para mi una de las mejores partes de la novela, un colofon excepcional a esta fantástica trilogía que deja un buen sabor de boca y muchas ganas de más. Westerfeld cierra con él las aventuras al bordo del Leviathan pero nos deja un resquicio abierto para seguir acompañando a Alek y Deryn por nuevos senderos. 

 En definitiva, Leviathan es una trilogía juvenil completamente diferente a lo que estamos acostumbrados a leer. Destacable sobre todo la ambientación, la gran originalidad del mundo ficticio creado por el autor, sus entrañables protagonistas y por lo que yo personalmente nunca olvidaré estas novelas, las increíbles criaturas darwinistas como mi querido Bovril, tan achuchable y divertido.  

 Con la colaboración de Edebé.

3 comentarios:

Trinity P. Silver dijo...

No conocía esta trilogía. Me ha parecido muy interesante :)

Anita dijo...

Yo sigo con mis dudas, muchas veces digo que quiero algo diferente ye este parece serlo pero a la vez me da miedo de que no sea lo que me espero.
Sañudos!

Ludymila dijo...

Hola Alice tiene una pinta muy buena. besos