miércoles, 25 de septiembre de 2013

Nunca olvides que te quiero de Delphine Bertholon

Título: Nunca olvides que te quiero
Autora: Delphine Bertholon
Editorial: Debolsillo
Edición: Bolsillo
Páginas: 329
ISBN:9788499087825

Madison es una niña alegre y divertida que desde muy pequeña ha desarrollado una personalidad llena de imaginación y creatividad. Un día, al regresar de la escuela, un coche negro se cruza en su camino; el conductor le pide que le indique dónde puede encontrar un veterinario para su gato enfermo, y Madison, sin pensarlo, sube al coche. Es así como esta niña despierta e intuitiva de pronto se va a encontrar recluida en una pequeña habitación de una casa extraña. Su captor es un hombre apocado y solitario que no quiere hacerle ningún daño, pero tampoco tiene intención de dejarla escapar. Seprada de aquellos a quienes ama, la vitalidad, la simpatía y la voluntad de seguir adelante enontrarán una via de escape en el cuaderno de Madison. En él escribe sus sensaciones, la añoranza a sus seres queridos, su sorpresa ante el gradual paso a la adolescencia, las argucias para conquistar pequeñas recompensas... y las mil y una extravagancias que se le ocurren, porque Madison, en su cuaderno, escribe y vive en libertad.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


 Hacia tiempo que tenía esta novela por casa y, aunque tenía muchas ganas de leerla, nunca me ponía con ella. Este verano por fin mi montón de libros pendientes descendió considerablemente así que pude sacar un ratillo para hincarle el diente y debo decir que me arrepiento de no haberle dado prioridad antes. Nunca olvides que te quiero es una historia dura y emotiva que te removerá las entrañas y hará que te sumerjas completamente en ella y sientas, junto a su protagonista,una de las sensaciones más horribles que se pueden tener, claustrofobia. 


 Delphine Bertholon nos cuenta en esta novela la historia de Madi, una niña de doce años algo bajita para su edad y colada hasta las huesos de su vecino Stanislas, un chico mucho mayor que ella que también es su profesor de tenis. Su vida no podía ser más feliz junto a sus padres, su abuelo y su recién adoptado gatito, Larry, hasta que un día que parecía ser como cualquier otro, un Volvo negro se cruza en su camino y nada vuelve a ser como antes.

 Madi será secuestrada y encerrada en un zulo por un treintañero que se hace llamar Raphael. El tipo le proporcionará lo indispensable para vivir convirtiéndose para ella en una especie de secuestrador-padre-psicópata y en la única fuente de información del exterior que tiene la muchacha. Sus días pasan como una sucesión de horas prácticamente iguales y el cambio más mínimo en su vida, como una plaga de bichos en la casa de su raptor, es todo un acontecimiento para ella. Gracias a su "buena conducta", la joven se ganará un pequeño regalo por parte de Raphael, un cuaderno donde irá anotando su día a día y que la salvará de acabar haciendo una locura.

 La historia está narradas a tres voces. Por una lado tenemos a la madre de la pequeña que, mediante cartas que nunca se llegarán a enviar, mantiene al día a su hija de los acontecimientos que suceden en su familia desde que ella desapareció. Son cartas cargadas de dolor, de problemas, de perdidas, pero sobre todo de esperanza, una esperanza que nunca llega a abandonarla. Por otro lado tenemos a Stanislas, el joven profesor de tenis de la muchacha. Mediante sus recuerdos vamos conociendo los sucesos más importantes que rodean su vida, especialmente su vida amorosa, y como la pequeña Madi nunca llega a desaparecer de su mente ni por un instante. Y finalmente tenemos el cuaderno de nuestro protagonista, donde seremos participes del horror que experimenta día tras día, de la frustración, la ira, la claustrofobia, la rabia y la esperanza, que como a su madre, la acompañará hasta el final.

 Esta es una novela que yo calificaría como "no apta para cualquiera". Los hechos son realmente duros y la autora consigue transmitir las emociones de los personajes de manera tan real que llegas a sufrir con ellos y más de una vez sientes la necesidad de apartar el libro por unos momentos y desconectar. Para mi este libro es un perfecto sinónimo de claustrofia y esperanza.

 Una buena historia, contada con maestría y que te llega a lo mas hondo.  ¡Me ha encantado!

7 comentarios:

Lesincele dijo...

Jo la tengo en casa hace no sé ni el tiempo...y creo que me gustaría mucho a pesar de la dureza...a ver si me pongo con el!
Un beso!

José María Souza Costa dijo...

Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com

Ali dijo...

Tiene muy buena pinta, es más, por el título del libro me creía que sería otro tipo de trama. No sé si decidirme a leerlo no porque suelo ser a veces bastante sensible ante ciertas situaciones. Así que ya veré que hago.

Un besiño

Pinkiland dijo...

Vaya, creí que por la portada sería otro tipo de libro, no sé, más infantil.
Saludos!

Margari dijo...

Me has convencido. Le voy a dar una oportunidad a este libro.
Besotes!!!

Shorby dijo...

Con este libro estoy en duda, siempre que lo veo me llama y veo reseñas positivas, pero hay algo que me echa para atrás... U.U

Besotes

dijo...

Lo tengo en casa desde hace bastante, pero como sé que la historia es durilla me da pereza. Aún así, algún día tendré que ponerme xd